Seguro de responsabilidad civil profesional – Qué es y cuándo se contrata

Lo primero es saber cómo se define la responsabilidad civil, esto es: todas aquellas personas, ya sean físicas o jurídicas, tienen una responsabilidad civil hacia terceras personas, es decir, todos y cada uno de ellos, tienen que tener la obligación de atender a las reclamaciones derivadas de un posible daño, agravio, perjurio o accidente laboral que se pueda originar de manera involuntaria; así pues, con la contratación de un seguro de responsabilidad civil profesional, será la aseguradora la que asuma dentro de unos parámetros establecidos en la póliza, los posibles gastos generados y derivados de una demanda o requerimiento por parte de terceras personas.

Así pues, en el supuesto de un seguro de responsabilidad civil profesional, la póliza es adaptada a profesionales que desarrollan su actividad profesional, es decir, ya sean médicos, abogados, arquitectos, jueces, asesores y una gran variedad de especialidades con cierto riesgo emergente, conseguirían proteger su patrimonio ante una reclamación de terceros como consecuencia de un perjurio a través de la contratación del seguro en cuestión.

¿Quién estaría asegurado contratando un seguro de responsabilidad civil profesional?

Por norma general, a través de esta póliza quedarán asegurados, tu, como tomador del seguro; los empleados que están a tu cargo e inclusive, los representantes legales y herederos del titular del seguro.
El seguro responsabilidad civil profesional, no solo se adapta a las empresas especializadas en una rama muy concreta, sino que también, abarca todos los autónomos que trabajen solos; así pues, en cualquier actividad a desarrollar en el ámbito laboral, (cada vez más disputado y riguroso), lo mejor es estar protegido, tanto a nivel personal como a través del patrimonio que se haya invertido en la sociedad.

Inclusive siendo un gran profesional y esforzándote día a día en dar lo mejor en el desarrollo de tu trabajo, nunca estarás exento de poder recibir una reclamación, ya sea por un error u omisión tanto personal como de terceros. Así pues, en ocasiones, es tremendamente complicado manejar las labores que se hacen personalmente, lo que se convierte en una ardua tarea, el vigilar y controlar lo que terceros pueden hacer, y que por lo tanto, pueda afectar a la empresa.

Seguro de responsabilidad civil profesional precio

Con este seguro, no sólo se tiene la tranquilidad ante una reclamación que requiera de una indemnización económica, sino que en caso de ser requerido a nivel judicial, tanto el asesoramiento, las costas derivadas de este, e inclusive una fianza, estarán a cargo de las aseguradoras con las que la que se hayan contratado los seguros de responsabilidad civil profesional.

Cada rama laboral tiene unas necesidades y unos riesgos específicos no compartidos por los demás, es decir, no es algo genérico, es por ello, que un mismo seguro no conseguiría cubrir de igual manera a un trabajador especializado que a otro. Esta tranquilidad se consigue mediante las coberturas especificas que ofrecen los seguros responsabilidad civil profesional, sea cual sea tu labor o las necesidades y riesgos que este implique, en el seguro de responsabilidad civil para profesionales encontrarás el más adecuado.

Hay que tener en cuenta que si las coberturas básicas del seguro responsabilidad civil profesional, no llegaran a cubrir tus necesidades, las aseguradoras disponen de coberturas a mayores que te trasmitirán la tranquilidad y confianza necesaria durante el desempeño de tu actividad profesional.

Seguro de responsabilidad civil profesional

Sectores que cubre el seguro de responsabilidad civil profesional

Los grupos profesionales que tienen un mayor riesgo de sufrir una reclamación son:

1 – La sanidad: todos aquellos relacionados con la medicina, desde médicos, dentistas, fisioterapeutas, etc.

2 – La educación; es decir, centros educativos y todo personal que tenga una labor dentro de estos.

3 – El derecho; es decir, tanto asesores, abogados como cualquier profesional relacionado con la representación de terceros en temas legales.

4 – Veterinarios.

5 – Ingenieros, peritos y otros profesionales de esta rama.

Dentro de las diferentes modalidades de contratación del seguro responsabilidad civil profesional precio, las que se encuentran de forma más frecuente son:

1 – Para locales alquilados; así pues, se cubriría principalmente cualquier daño en el inmueble que estuviera arrendado para llevar a cabo la labor en cuestión.

2 – Sanción por el incumplimiento de la Ley de Protección de Datos; es decir, se abonaría cualquier multa impuesta por la Agencia de Protección de datos.

3 – Responsabilidad civil patronal; si tienes personas a tu cargo, ante cualquier reclamación que estos pudieran hacer por causas derivadas de accidentes laborales u daños que sufran en el desempeño de su función, estos, estarían cubiertos.

4 – Defensa penal y de daños; es decir, el abono de todo gasto derivado de un juicio en el que la sociedad pueda verse inmersa, todo ello, debido a un requerimiento.

5 – Garantía de suscripción básica y obligatoria; perfecta para solucionar y cubrir cualquier daño que puedan sufrir terceras personas en el desempeño laboral.

6 – Trabajo en países de la UE; si la labor profesional se ampliará a otros países pertenecientes a la Unión Europea, también allí, quedaría la empresa cubierta ante cualquier reclamación.

Dentro de todas estas competencias, que según la profesión que se realice cubren unas determinadas especificaciones, se deberá fijar una cuantía que determinará cual será la cantidad por la que el seguro de responsabilidad civil cubriría cualquier daño, y también, la cuantía que se pagaría a la aseguradora en la que se decida contratar el seguro.

Conclusiones sobre el seguro de responsabilidad civil profesional

 

El seguro de responsabilidad civil para profesionales, no solamente aportará tranquilidad al propio asegurado, sino que también, será un punto positivo de confianza y tranquilidad para los que contraten dicho servicio, y a través de ello, saber que ante un error, el profesional en cuestión podrá compensarlo. Así pues y en definitiva, infórmate de todo lo necesario para contratar el seguro de responsabilidad civil profesional que sin duda alguna se adapte y beneficie tu actividad profesional.

Valora, entre la mucha competencia de las que dispone el mercado asegurador, ya sea, Catalana Occidente, Zúrich, Caser seguros, Santa Lucia, Linea Directa, Allianz o Mapfre entre otras, y busca la que mejor proteja el patrimonio que tanto te ha costado conseguir y que se convierte en tu mayor baluarte.